Hilos Tensores (PDO)

Medicina estética y facial

  • RESULTADO

    Inmediato

  • APLICACIÓN

    En función de la cantidad de hilos

  • DURACIÓN

    9 a 12 meses

  • ANESTESIA

    Si

Precios tratamientos

El tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía con hilos tensores, también conocidos como hilos japoneses o V-lift, es una novedosa técnica para eliminar de forma inmediata la flacidez, tensando y rejuveneciendo el rostro de inmediato con el Lifting sin Cirugía con Hilos Tensores.

Consigue devolver firmeza al óvalo facial y tensar la piel del cuello con un procedimiento muy sencillo y seguro. Los hilos tensores son hilos muy finos de un material reabsorbible y biocompatible, la polidioxanona (PDO). Se aplican a través de una aguja-cánula muy fina que se introduce en un plano a través del tejido celular subcutáneo y, al retirarla, la hebra queda tensada sin necesidad de anclajes. Cada hilo provoca una fibrosis progresiva en el tejido celular subcutáneo lo que facilita su anclaje a la piel, dando como resultado una piel más firme y más turgente. La gran ventaja de los hilos es que favorecen la formación de colágeno de tipo I y II, el responsable de la firmeza de la piel.

Hilos Tensores (PDO), tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía

Quieres saber más

de este tratamiento

Pide tu cita

  • RESULTADO

    Inmediato

  • APLICACIÓN

    En función de la cantidad de hilos

  • DURACIÓN

    Hasta 2 años

  • ANESTESIA

    Si

Hilos Tensores (SILHOUETTE)

Medicina estética y facial

Hilos tensores (silhouette) restaurar la firmeza y la elasticidad de la piel y de conseguir un contorno más definido.

Quieres saber más

de este tratamiento

Pide tu cita

Precios tratamientos

Los hilos tensores Silhouette son capaces de restaurar la firmeza y la elasticidad de la piel y de conseguir un contorno más definido. Para ello, combinan dos efectos, por un lado una reposición inmediata del tejido y por otro, la regeneración gradual del colágeno. Están indicados para tratar el surco nasogeniano, mandíbula, pómulos y líneas de marioneta.

Se aplican a través de una aguja-cánula muy fina que se introduce en un plano a través del tejido celular subcutáneo y, al retirarla, la hebra queda tensada sin necesidad de anclajes. Cada hilo provoca una fibrosis progresiva en el tejido celular subcutáneo lo que facilita su anclaje a la piel, dando como resultado una piel más firme y más turgente. La gran ventaja de los hilos es que favorecen la formación de colágeno de tipo I y II, el responsable de la firmeza de la piel. Este colágeno que se crea dura de dos a tres años.