Seleccionar página

Toxina Botulínica: Prevención y antienvejecimiento

Botox o toxina botulínica como tratamiento preventivo

Elimina las arrugas de frente, patas de gallo y/o entrecejo con la toxina boutlínica, más comúnmente conocida como “Botox”.

¿Qué es la toxina botulinica?

El Botox o toxina botulínica es utilizado en medicina estética como tratamiento preventivo para la aparición de futuras arrugas de expresión, así como para el Rejuvenecimiento Facial, atenuando las arrugas de expresión del tercio superior del rostro, llegando a eliminarlas de manera fácil y sin complicaciones.

El tratamiento es muy eficaz, seguro y cómodo para los pacientes que desean eliminar los surcos y arrugas que han aparecido en determinadas zonas de su rostro debido a gestos habituales de la frente, el entrecejo o el contorno ocular (“patas de gallo”).

¿Cómo se aplica?

La toxina botulínica (comercializada en España por tres casas comerciales diferentes, recibiendo las toxinas los nombres de Vistabel®, Azzalure ® y Bocoture®) actúa sobre los músculos, impidiendo la comunicación neuromuscular y por tanto haciendo que pierdan su capacidad de contracción de manera completa a partir de 48-72 horas. Este efecto se mantiene por un período de entre 4 y 6 meses, variando en función del paciente y de la marca de toxina utilizada.

El tratamiento se lleva a cabo a través de la infiltración en el músculo, mediante un pequeño pinchazo, prácticamente imperceptible, con una aguja muy fina.

Los efectos del tratamiento se observan al cabo de tres días y son reversibles de forma progresiva. Durante este período se produce una deshabituación del paciente a contraer los músculos de las zonas tratadas y cuando desaparece el efecto de la toxina botulínica tiene menos tendencia a contraer la musculatura, por lo que la atenuación de las arrugas se mantiene parcialmente.

¿Cada cuánto tiempo debo aplicar Botox?

El tratamiento se recomienda cada 4-6 meses, según la necesidad de la persona.  El uso repetido de tratamientos a lo largo del tiempo no da lugar a complicaciones ni pérdida de eficacia. Para ello es imprescindible un control y seguimiento regulado por parte de su especialista.

Cuidados posteriores después de su aplicación.

No se precisan grandes cuidados después de aplicar la toxina. Se pueden reanudar inmediatamente las tareas habituales, trabajo, encuentros sociales, etc. aunque es importante evitar frotarse la cara o masajearla durante las 4 horas posteriores a la aplicación. Evitando así que el producto se extienda hacia zonas no deseadas.

Preparación previa al tratamiento

Se puede comer y conducir, antes y después del tratamiento. En su primera consulta, recibirá las indicaciones apropiadas para su caso.

Contraindicaciones

No debe emplearse toxina botulínica en embarazadas, ni en personas con enfermedades neuromusculares que puedan aumentar el efecto del Botox, como la miastenia gravis.. Tampoco debe utilizarse en zonas infectadas. Comentaremos las contraindicaciones en la consulta previa al tratamiento.

Riesgos del Botox

Todos los asociados a cualquier inyección: mínimo riesgo de alergia, pequeño hematoma ocasional en la zona de inyección, dolor de cabeza u hormigueo en la zona. Todas estas alteraciones son pasajeras y totalmente reversibles. En menos del 1% de las personas tratadas, puede producirse una caída leve y pasajera del párpado superior, causa de la mala inyección de la misma o de su extensión a zonas no deseadas.

Otros usos del Botox

  • HIPERHIDROSIS: La toxina botulínica es muy útil para tratar la sudoración excesiva en manos o axilas cuando no responde a otros tratamientos más sencillos. EL efecto es también temporal, durando varios meses, pero con la administración repetida tiende a ser cada vez más duradero. Para algunos pacientes el tratamiento al comenzar el verano es suficiente para encontrarse mucho mejor todo el año. Si este es su problema pida cita para comentar las opciones de tratamiento.
  • SONRISA GINGIVAL: La toxina es también útil para evitar que los músculos elevadores del labio superior de la boca enseñen las encías de manera excesiva y poco estética. Este problema es más común de lo que imaginamos. Se define la sonrisa gingival como aquella en la que se muestran más de 4 mm de encía al sonreír. Mediante tres pequeños pinchacitos que apenas se notan, conseguiremos bloquear los músculos que elevan el labio y corregiremos de forma natural la sonrisa.

¿Dónde se realiza el tratamiento?

En la consulta, siguiendo todas las normas de esterilización, higiene y desinfección adecuadas, y utilizando material médico desechable. No se necesita un quirófano, ya que no es una técnica quirúrgica.

  • TIEMPO DE APLICACIÓN: 15 minutos
  • APRECIACIÓN DE RESULTADOS: 48-72 horas posteriores a la aplicación. En sonrisa gingival e Hiperhidrosis los resultados aparecen de manera más tardía (4-6 días)
  • PRECISA ANESTESIA: No
  • DURACIÓN DE LOS RESULTADOS: 4-6 meses

Pin It on Pinterest